Comerciantes autoconvocados no aceptarán limitaciones

Desde la multisectorial criticaron a Gaido. "Nos mintió cuando dijo que iba a hacer algo por los comerciantes y no lo cumplió", aseguró Robles.

Comercios en Neuquén Foto Sebastián Puentes ED



NEUQUÉN (ED)  — Mientras crecen las especulaciones por posibles medidas con restricciones horarias para intentar bajar los contagios del COVID-19, desde la multisectorial de comerciantes autoconvocados están dispuestos a resistir cualquier vuelta atrás que afecte el desarrollo de sus actividades.

Anticiparon que no aceptarán limitaciones y adelantaron que ya están trabajando con abogados para evitar multas y cierre. También dispararon contra Gaido y lamentaron que no se escucha al sector.

La amenaza de cierre de la librería Libracos es la postal del comercio neuquino golpado por la pandemia. Con más suerte que otros, algunos rubros pudieron mantenerse pero el alarma sonó en las actividades que se realizan por la noche.

En diálogo con AM Cumbre, Gabriel Robles reconoció que la situación para el sector es tan difícil que se venden los fondos de comercios dentro de los propios grupos.

Destacó los protocolos logrados para que los comercios sean seguros y se refirió al saldo de un año terrible que dejó comercios cerrados y muchos desempleados. Y aclaró que el comerciante “fundido” es mucho mas que un desocupado porque queda “con una deuda enorme, impagable en sus espaldas”. 

Robles denunció que el sector no está siendo escuchado. “Nos quieren convencer de que van a reducir el virus cerrando la circulación en la noche.  O restringiéndo la cantidad de horas para que la gente de aglomere en menos cantidad de horas a comprar o en menos cantidad de comercios”.

“En realidad nos damos cuenta de que tienen intenciones de aplicar las mismas irracionalidades que nos llevaron a la catástrofe del año pasado”, lamentó.

“Dentro de nuestros locales no hubieron contagios, entonces tenemos autoridad suficiente para decir que nos sabemos cuidar”, afirmó Robles.

“El intendente de Neuquén se jactó de decir a fin de año que tuvo superávit fiscal, eso quiere decir que mientras toda la “mishiadura” que teníamos los comerciantes, los comedores no tenían para viandas, los desocupados acampaban en la calle y al señor intendente le sobró plata. Ese es el desprecio con el que estamos siendo tratados”, argumentó.

Se refirió también a la deuda del comercio con los servicios y aclaró que el intendente “nos prometió que ibamos a tener reuniones con Calf, Camuzzi que nisiquiera las gestionó. Nos mintió cuando dijo que iba a hacer algo por los comerciantes y no lo cumplió”.

Finalmente, cuestionó que “no nos pueden demostrar una sola medida de apoyo al sector, hay cuadras con 9 o 10 locales cerrados, sobre eso no hay congoja. Celebró que Libracos tiene que ser salvada, ¿y el resto?”, cuestionó.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here