El oficialismo buscará desatar la jubilaciones de la inflación

El Frente de Todos no la tendrá fácil porque además de la bancada encabezada por Mario Negri se opone a la iniciativa el bloque "lavagnista" de Consenso Federal.

Archivo - La diputada Graciela Camaño. Foto NA: Juan Vargas



BUENOS AIRES (NA) — La Cámara de Diputados comenzará mañana con el debate sobre la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, que ya cuenta con media sanción del Congreso y que se trataría en sesión especial el 29 de diciembre.

El arranque del debate será a las 14 en el marco de un plenario de las comisiones de Previsión y Seguridad Social y Presupuesto y Hacienda, y contará con la participación de la Directora Ejecutiva de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), Fernanda Raverta, y del Ministro de Trabajo y Seguridad Social Dr. Claudio Omar Moroni.

La ley consiguió fácilmente la media sanción del Senado en la sesión del pasado 10 de diciembre, pero en Diputados tendrá un trámite un poco más complejo porque el oficialismo está obligado a negociar con los bloques minoritarios de la oposición, dado que Juntos por el Cambio resiste la iniciativa.

El Frente de Todos no la tendrá fácil porque además de la bancada encabezada por Mario Negri se opone a la iniciativa el bloque “lavagnista” de Consenso Federal integrado por Graciela Camaño, Jorge Sarghini y Alejandro “Topo” Rodríguez, al igual que los santafesinos Luis Contigiani (Frente Progresista Cívico y Social) y Enrique Estévez (Partido Socialista).

La iniciativa aprobada en el Senado retoma la fórmula utilizada por el Gobierno de Cristina Kirchner que se mantuvo vigente hasta 2017.

Esta fórmula combina en un 50% la recaudación de la ANSeS y en otro 50% la variación salarial, surgida de la que resulte más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE).

A fines de 2017, en una sesión escandalosa por los incidentes dentro y fuera del Congreso, se aprobó a instancias del Gobierno de Cambiemos una fórmula distinta que contemplaba en un 70% la evolución del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y en un 30% la evolución salarial.

El Gobierno de Alberto Fernández suspendió esta fórmula apenas asumió y otorgó actualizaciones jubilatorias por decreto, sin utilizar un índice automático.

La principal crítica que sectores de la oposición le atribuyen a la fórmula del oficialismo es que soslaya el componente inflacionario y deja desprotegidos a los jubilados ante eventuales movimientos bruscos de los precios. 



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here