Borrachos al volante: uno chocó y otro batió récord

Ambos casos ocurrieron en Neuquén capital. El que chocó había evadido un control. El otro dio la alcoholemia más alta de año: 3,01

Se escapó del control y así quedó su auto. Foto prensa Baggio ED



NEUQUÉN (ED). — Un sujeto que manejaba borracho, evadió los controles municipales y chocó a las dos cuadras. El imprudente puso en riesgo a los demás y ahora deberá responder por ello.

Ese fue el episodio más tenso que los inspectores de Tránsito de la Municipalidad de Neuquén sufrieron durante el fin de semana, cuando realizaron 650 controles vehiculares, secuestraron 32 vehículos y detectaron a 16 conductores alcoholizados. Entre ellos, un sujeto de 40 años que arrojó 3,01 gramos de alcohol por litro de sangre, el valor más alto de en lo que va del año. No es el imprudente que chocó, sino otro.

El que chocó trató de evadir un control a la altura de Punamarca y La Pampa y tras el impacto terminó en manos de la Policía. De hecho quedó detenido, con 2,31 g/L de alcohol en sangre. Los operativos se realizaron en la zona de costa, especialmente la Isla 132.

“A nosotros hechos como ese nos pone en tensión porque los inspectores e inspectoras de Tránsito no estamos autorizados a la persecución del infractor, por supuesto tenemos a la Policía que es un auxiliar directo y rápidamente se le dio intervención”, mencionó el subsecretario de Medio Ambiente y Protección Ciudadana, Francisco Baggio.

El funcionario llamó la atención respecto a que entre “el 40 al 60 por ciento de las alcoholemias que se practican dan positivo” y ahondó en la necesidad de remarcar que beber y manejar están en polos opuestos.
“La legislación nacional, provincial y municipal es clara”, señaló e insistió con que “es una falta grave, muchos siniestros con víctimas fatales tiene que ver con personas que bebieron y luego salieron a manejar”.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here