Neuquén tiene 730 obras privadas en actividad

A ello se le suman 40 obras de infraestructura pública en funcionamiento. Además, según el presidente de la Cámara de la Construcción, actualmente hay 10 mil trabajadores activos.

Ciudad de Neuquén vista sobre calle Roca Foto Sebastián Puentes



NEUQUÉN (ED) — La provincia de Neuquén habilitó la obra privada entre sus primeras decisiones de flexibilización de la cuarentena y, de acuerdo al presidente de la Cámara de la Construcción, actualmente hay 10 mil trabajadores en actividad, 730 obras de distintos tamaños con permisos y 40 obras de infraestructura pública en funcionamiento, de camino a la normalidad.

“Neuquén nunca paró la obra pública, y fue una de las primeras provincias en reiniciar la obra privada, lo cual empieza a notarse ya, sobre todo en el nivel de ocupación, un indicador bastante claro en nuestra actividad. A fines del año pasado hemos tenido 14 mil trabajadores, luego llegamos a un piso de 7.500 u 8.000 y ahora estamos con 10 mil trabajando”, señaló Julio Retamal esta mañana, en comunicación con AM Cumbre.

Además, Retamal recordó que “los protocolos tienen sus costos, con capacitaciones e insumos, y los trabajadores y empresas lo vienen llevando con mucha responsabilidad, no han habido focos de contagios” y destacó a la parte de la población que ha volcado sus ahorros a la construcción, en el marco de la dificultad de acceder al mercado de cambio, “lo cual es muy bueno para la economía, no hay un economista que discuta el efecto multiplicador de la construcción”, ponderó.

“Por cada trabajador directo, hay dos indirectos que trabajan en nuestra economía, la gente que compra ladrillos impacta mejor en la economía que quien compra dólares”, agregó Retamal. A ello, sumó que el financiamiento en Argentina es dificultoso, “algunas empresas sí han recibido ATP y algunos bancos han hecho créditos, pero el problema son los plazos. No la tienen tan fácil, pero la industria sigue funcionando. Yo creo que la cadena de valores importante en la industria es lo local, y se está notando cómo repercute”, comentó.

El presidente de la Cámara consideró que las medidas anunciadas por el presidente de la Nación son positivas, refiriéndose a los créditos Procrear y la lista de precios cuidados, pero observó que son políticas aisladas, y expresó que esperan un plan estructurado para lograr proyectar a largo plazo. También mencionó que la industria de la construcción tuvo un mal momento en 2019, con bajos niveles de actividad e inversión, y que por ello, a pesar de la constante habilitación durante la pandemia, este año han atravesado momentos difíciles.

Por último, Retamal señaló que suponen que el Estado nacional apuntará a la recuperación económica a través de “la infraestructura, y lotes con servicios, para poder dar desarrollo al sector privado. Cuando las condiciones están dadas, los privados invierten, no necesitan más que eso, pero vos tenés que tener conectividad, servicios, asfalto”, afirmó.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here