Lammel: “Hay una respuesta social de negación”

El director del hospital Castro Rendón dijo que existen motivos culturales por los cuales la comunidad se resiste a los esfuerzos sanitarios solicitados.

Hospital Castro Rendón Foto Sebastián Puentes ED



NEUQUÉN (ED) — El director del hospital Castro Rendón, Adrián Lammel, analizó la actualidad epidemiológica en la provincia y destacó que la readecuación del sistema de Salud es sólo una parte del trabajo a realizar para afrontar los números crecientes de contagios y fallecidos por coronavirus, señalando la responsabilidad ciudadana para mantener los cuidados.

“Indudablemente no llegamos a que la sociedad pueda reflexionar porque no somos los médicos quienes tenemos que contar el problema. Es una cuestión sociológica de negacionismo, no es la primera catástrofe que ha vivido la humanidad ni los argentinos, hemos pasado momentos muy crudos. Hay una respuesta social de negación, no es a propósito, y allí se mezclan intereses que construyen algunos sectores”, comentó Lammel y ponderó el impacto cultural que requiere la incorporación de protocolos estrictos:

“El tema del tabaquismo requirió un cambio social, lo mismo en el ordenamiento de la seguridad vial, hay cosas que hacen que tengamos que cambiemos conductas por la protección. A veces en una pandemia hay cosas muy rápidas a cambiar, y su impacto es claro”, señaló en diálogo con AM Cumbre.

Y reflexionó que “hay gente grande y con patologías muriendo, el promedio es de 72 años en la provincia, y socialmente hay una lectura particular, una construcción cultural, distinta a si se mueren chicos. Por ello es importante que haya una reflexión, es una muerte de todas formas. Lo importante también es cómo morimos y lo que implica para los familiares”, analizó.

Asimismo, Lammel le recordó a la población joven que, si bien la infección de COVID-19 no los ataca con tasas altas de mortalidad, aún se desconoce qué sucede en los órganos de los pacientes recuperados, “por eso es importante cuidarse, es un virus que no conocemos, quizás no se mueran ahora, pero desconocemos el futuro”, dijo.

Actualmente, el hospital Castro Rendón tiene 38 camas ocupadas en la sala para pacientes con COVID, del total de 39, y 29 de ellas usan respirador. En lo que solía ser Terapia Intensiva de adultos ahora funciona el área para pacientes no COVID, donde también hay dos personas con la infección respiratoria, en una etapa de recuperación en la que ya no contagian. Dentro de dos días el hospital provincial, que ya deriva a los pacientes leves a centros de Salud de Centenario y Plottier, incorporará un nuevo piso readecuado para tratar pacientes críticos con coronavirus, habilitando otras 27 camas con respiradores.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here