El Castro Rendón integró a los enfermeros de Nación

Los 12 enfermeros y dos kinesiólogos que recibió ayer la provincia fueron derivados a la unidad de pacientes con COVID-19 del hospital provincial.

Guardia Hospital Castro Rendón Foto Sebastián Puentes ED



NEUQUÉN (ED) — Frente al ascenso de casos positivos de coronavirus en la región, que no disminuyen de los números con tres cifras diarios, Nación envió ayer un equipo de trabajadores de Salud para reformar el sistema público neuquino, quienes ya se encuentran prestando servicios en el hospital provincial Castro Rendón.

El director de la institución, Adrián Lammel, comentó que los 12 enfermeros y dos kinesiólogos fueron destinados a cumplir funciones dentro de la unidad para pacientes con COVID-19, y que “se van a quedar diez días como mínimo, con un posible recambio de algunos con otros enfermeros”. Por su parte, Río Negro también recibió una comitiva de Nación con con terapistas, enfermeros y kinesiólogos.

“Una necesidad pendiente es contar con aparatología y recurso humano. Si bien esto último está, se van dando bajas por diversos motivos, incluyendo contagios de coronavirus y el cansancio que genera esta actividad intensa. Estos refuerzos permiten agilizar nuestro trabajo”, agregó Lammel esta mañana, en comunicación con RTN, y continuó: “De todas maneras, hace tiempo que estamos trabajando dentro del sistema de Salud público y privado en una reorganización del personal arraizado en Terapia Intensiva”.

Actualmente, en el Castro Rendón hay ocho pacientes en la Unidad de Cuidados Intensivos del ala no COVID, y 20 pacientes con COVID que requieren de asistencia respiratoria mecánica. Asimismo, hay 14 que están internados en terapia intermedia, sin necesidad de respiradores por el momento, pero también con cuadros complicados. En toda la provincia, anoche se confirmó un total de 1.951 casos activos de coronavirus.

“Hace tiempo miramos con preocupación cómo se generan contagios, uno ve personas que no tienen un cuidado de lo que se pide. Por supuesto que esto siempre tiene un impacto hacia delante, es una cuestión matemática, hay un porcentaje asintomático, otro que se interna, otro que requiere internación de alta complejidad, y también hay otro porcentaje que se muere”, analizó Lammel y expresó:

“Yo creo que la gente se cansó de tanta cuarentena y eso genera un desgaste que baja la guardia frente a la pandemia. Pero igual hay que tener una mirada concientizadora permanentemente, junto a la responsabilidad individual. Hay gente que minimiza la situación y necesitan repensarlo, antes de que sea demasiado tarde por tener a alguna persona cercana internada”.

Por lo pronto, aún se siguen recibiendo y atendiendo casos graves con plasma de de pacientes convalecientes o recuperados, bajo la coordinación del Centro de Hemoterapia. Además, se ha creado un Comité de Indicaciones Quirúrgicas, donde se indica cuáles intervenciones son emergencias y cuáles pueden esperar, para no tener quirófanos con pacientes de riesgo expuestos innecesariamente y que no se ocupen camas que necesiten los pacientes con COVID-19.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here