Lázaro Báez volvió a Ezeiza al no poder entrar al country

Los vecinos evitaron su ingreso, rodearon al vehículo que lo transportaba y le rompieron el parabrisas. También arrojaron huevos a sus abogados.

Cárcel de Ezeiza. Foto NA: Daniel Vides



BUENOS AIRES  (NA) — El empresario Lázaro Báez salió de la cárcel de Ezeiza, luego más de cuatro años preso, gracias a que el Tribunal Oral Federal 4 le concedió el arresto domiciliario sin necesidad de pagar fianza pero horas más tarde tuvo que regresar porque vecinos del country Ayres del Pilar, donde iba a cumplir la continuidad de la condena, impidieron su ingreso.

El pasado lunes por la mañana, la Cámara Federal de Casación Penal le otorgó el arresto domiciliario en una de las tres causas por lavado de dinero en la que es investigado, pero para que esa decisión se hiciera efectiva faltaba la autorización del TOF 4, lo que sucedió en horas de la tarde.

Tal como lo indicó la Casación en su fallo, el Tribunal Oral 4 -que lo enjuicia por las maniobras llevadas a cabo en la financiera SGI, conocida como “La Rosadita”- afirmó que Báez podía salir de Ezeiza sin necesidad de cumplir con la caución que le habían fijado en 386 millones de pesos.

Pasadas las 19:30, el empresario salió de la cárcel a bordo de un automóvil del Servicio Penitenciario Federal (SPF), que lo trasladó hasta su casa ubicada en el barrio privado de la localidad bonaerense de Pilar, Ayres de Pilar, donde tendría una tobillera electrónica.

Sin embargo, al llegar allí unos 100 vecinos intentaban evitar su ingreso mediante una protesta, que obligó al rodado a regresar hacia la Autopista Panamericana, hasta que se lograra la calma.

En el cuarto intento, Báez logró entrar a pesar de la resistencia de los habitantes del lugar, quienes rodearon al vehículo y le rompieron el parabrisas. Sin embargo, el automóvil no pudo avanzar demasiado y ello obligó a que se retirara del lugar.

Asimismo, los vecinos impidieron también la entrada de los abogados de Báez, a quienes les arrojaron huevos.

El rodado del SPF se retiró de Pilar en dirección primero a a la cárcel de Villa Devoto, donde se presume que cambiaron de vehículo al tener los vidrios delanteros rotos, y luego hacia Ezeiza para después resolver su situación, mientras los vecinos tenían previsto montar una guardia porque creían que lo podían hacer ingresar al country durante la madrugada.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here