Conmoción mundial por la salida de Messi

El argentino le comunicó al Barcelona que quiere ejecutar una cláusula e irse del club. Más allá de los golpes deportivos recientes, hay diferencias con la directiva encabezada por el presidente Josep María Bartomeu.

Archivo Lionel Messi Foto NA: UCL



BUENOS AIRES (NA) — El astro argentino Lionel Messi le comunicó al Barcelona de España su intención de ejecutar una cláusula especial de su contrato e irse del club, el único en el que jugó en su carrera profesional, a partir de los desencuentros y decisiones de la directiva encabezada por Josep Bartomeu, tras la dura eliminación en la Liga de Campeones.

Así lo publicaron varios medios españoles y catalanes, que detallaron que el rosarino de 33 años pidió hacer uso de la opción de rescindir su contrato automáticamente a final de cada temporada.

El punto de evaluación, ahora, es si ese contrato finalizó el pasado 30 de junio, o si quedó enmarcado dentro de la extensión automática que decidió la FIFA, a raíz de la pandemia de coronavirus.

Esa cláusula secreta que tenía el argentino con el club podía ejecutarse hasta el 31 de mayo y marcaba que la “Pulga” puede irse del Barcelona sin ningún tipo de costo económico antes de que inicie el último año de su contrato.

La decisión de Messi habría sido meditada con su entorno familiar y en las próximas horas el propio rosarino la haría publica en un comunicado.

El estallido de la relación de Messi con la dirigencia del club fueron los hechos que ocurrieron luego de la humillante eliminación que el Bayern Munich le propinó en los cuartos de final de la Liga de Campeones (2-8).

Primero, Bartomeu desmembró la estructura técnica con la salida del entrenador Enrique Setién y el secretario deportivo Eric Abidal.

Luego llegó como DT Ronald Koeman: Messi frenó sus vacaciones para reunirse cara a cara con el entrenador holandés, donde el crack argentino le habría confiado que se ve “más afuera que adentro” del nuevo proyecto del club blaugrana.

Este lunes, Koeman le comunicó a algunos jugadores que no lo va a tener en cuenta, entre ellos Iván Rakitic, Arturo Vidal y, sobre todo, el delantero uruguayo Luis Suárez, el mejor amigo de la “Pulga”.

El delantero rosarino, de 33 años, arrastra, más allá de los golpes deportivos recientes, diferencias con la directiva encabezada por el presidente Josep María Bartomeu, por fomentar campañas de desprestigio hacia algunos de sus futbolistas a través de las redes sociales.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here