Reforma Judicial: Se complican los números del oficialismo

Diputados de Schiaretti no acompañarán. Se trata de los diputados del bloque Córdoba Federal Paulo Leonardo Cassinerio, Carlos Mario Gutiérrez, Claudia Gabriela Márquez y Alejandra María Vigo.

Archivo - El presidente Alberto Fernández y el gobernador Juan Schiaretti. NA



BUENOS AIRES (NA) — Tras la marcha contra el Gobierno, los cuatro diputados que responden al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, anunciaron hoy que no van acompañar la reforma judicial que impulsa el Poder Ejecutivo, lo cual aleja la posibilidad de que el oficialismo consiga los votos para aprobarlo cuando el proyecto llegue del Senado.

Se trata de los diputados del bloque Córdoba Federal Paulo Leonardo Cassinerio, Carlos Mario Gutiérrez, Claudia Gabriela Márquez y Alejandra María Vigo.

El Frente de Todos es primera minoría con 119 legisladores, pero el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, no vota (a excepción de un hipotético escenario de desempate) y tampoco lo hará Ignacio de Mendiguren, en uso de licencia ya que preside el BIDE.

En este marco, precisará de los votos de 12 diputados opositores, una meta demasiado ambiciosa dado el nivel de rechazo que ya adelantaron muchas de las bancadas a las que el oficialismo pensaba ir por ayuda.

Los tres diputados del lavagnismo -Graciela Camaño, Jorge Sarghini y Alejandro “Topo” Rodríguez- ya habían anticipado su rechazo, y es de esperar que el socialista Luis Contigiani adopte la misma postura.

Los dos diputados del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño y Rominá del Plá también votarán en contra, y la duda persiste respecto de la monobloquista Alma Sapag y los justicialistas Eduardo “Bali” Bucca y Andrés Zottos.

Tampoco queda claro cómo se ordenarán los ocho diputados del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo que preside José Luis Ramón, quien en general se alinea en las votaciones con el Frente de Todos, aunque no siempre con unanimidad de sus integrantes.

Aún en el hipotético caso de que los ocho respalden la iniciativa oficialista, al Frente de Todos le faltarán votos, lo cual vuelve sombrío cualquier pronóstico.

La única esperanza a la que se aferra el oficialismo es que los cambios introducidos en el Senado, y algunos otros que podrían incorporarse en Diputados, logren torcer la voluntad de un puñado de legisladores en la Cámara baja y así se pueda orillar el número necesario.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here