Allanaron la casa del niño fallecido en Plottier

Junto a los resultados de la autopsia, se determinará si hay responsabilidad penal de los padres del niño al que le suministraron dióxido de cloro, al sospechar síntomas de COVID-19.

Ciudad Judicial Neuquén Foto Rogelio Gonzalez ED



NEUQUÉN (ED) — Tras el fallecimiento de un niño de cinco años en Plottier, luego de que sus padres le suministraran dióxido de cloro al sospechar que había contraído coronavirus, la Justicia ordenó realizar un allanamiento a la vivienda de la familia. El estudio forense confirmará las causas que habrían desatado el deceso.

A partir de lo secuestrado en el domicilio, los testimonios y los resultados de la autopsia, la fiscal del caso analizará si son necesarios otros estudios complementarios. En base a todo ello, se definirá si corresponde alguna responsabilidad penal a los padres del nene de 5 años que ingresó a la medianoche del sábado a la guardia externa del hospital de Plottier, en paro cardio-respiratorio.

Si bien se le realizaron maniobras de reanimación en el centro de Salud, no se obtuvo respuesta y, finalmente, a la 01.15 de la madrugada se declaró el fallecimiento y se realizó una denuncia policial por muerte dudosa. Del interrogatorio a sus familiares se supo que el día anterior el niño había consumido alrededor de 750 mililitros de dióxido de cloro.

Por su parte, el ministerio de Salud lanzó un comunicado recalcando que adhiere a las recomendaciones realizadas sobre el no consumo (ingesta, inhalación, inyección, etc.) de productos que contengan dióxido de cloro, clorito de sodio, hipoclorito de sodio o derivados. Desde Nación publicaron que:

“La ingesta de dióxido de cloro puede causar irritación en el esófago y estómago, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicaciones severas, entre otras complicaciones que pueden incluir graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales”.

La cartera a cargo de Ginés González García indicó a la población que “en caso de síntomas compatibles con el COVID-19 no debe automedicarse y tiene que comunicarlo al sistema sanitario de su respectiva localidad para su correcta atención”.

El viernes 7 de agosto la conductora de televisión Viviana Canosa bebió dióxido de cloro en vivo, en el programa Nada Personal, en señal de protesta ante las medidas de cuarentena nacionales. Al día siguiente, desde el gobierno alertaron a Canosa por su irresponsabilidad: “Nos preocupa que comunicadores generen esa situación que puede poner en peligro a las personas”, aseguró la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here