Bajaron a más de 20 pasajeros no esenciales

Los conductores no poseen la autoridad para pedir autorizaciones de circulación, pero que hay controles en las paradas y sobre el recorrido.

Colectivos en Neuquén Foto Sebastián Puentes ED



NEUQUÉN (ED) — El gerente de la empresa Autobuses Neuquén aclaró que los conductores no poseen autoridad para pedir autorizaciones de circulación a los usuarios, pero que hay controles en las paradas y sobre el recorrido, “porque hay más de 2500 paradas en la ciudad y los controles producen muchos retrasos en el servicio, ya que el vehículo no arranca hasta que termina su trabajo el municipal. Generalmente los que exhiben el permiso para circular son personal de salud y seguridad, porque no pagan”, señaló.

Durante la primera etapa de cuarentena en Neuquén, la empresa transportaba a 15 mil personas por día, pero ante la última restricción exclusiva para trabajadores esenciales, los pasajeros fueron la mitad: “Se han bajado pasajeros en los controles, pero no ha sido mucha cantidad. Habrán bajado entre 20 y 30 personas, de 7500 que viajan”, dijo el gerente, Leandro Franco.

Franco, en comunicación con radio La Red, explicó que con las medidas anunciadas por el gobernador, que limitan el transporte público a personal exceptuado por el decreto nacional, se ha retrotraído el servicio a la primera etapa de la cuarentena, con un 30% de su flota en circulación.

“Habitualmente transportamos entre 70 y 80 mil pasajeros y ahora son 7 mil, esto plantea el escenario crítico económico diario. La situación del transporte público no es ajena a la del comerciante, porque ambos funcionan con muchas limitaciones. Hay un efecto cadena que afecta al transporte, el 80% de los ingresos son costos fijos, normalmente”, agregó el gerente y manifestó que con los subsidios intentan mantener la estructura básica para que el servicio continúe en funcionamiento, pero que aumenta incesantemente su deuda impositiva.

“Para circular estamos gastando por día entre 300 y 320 mil pesos en combustible y recaudamos menos de la mitad.  La mayor parte de los subsidios es del gobierno nacional, otra parte del provincial y, en tercer lugar, del municipio. Pero los subsidios representan el 30% de los ingresos totales de la compañía, el 70% restante era por recaudación del pasaje”, expresó.

Asimismo, el representante de Autobuses Neuquén afirmó que el sindicato local es hipócrita al sentarse a dialogar, ya que “no podemos sentarnos con la misma premisa que teníamos a principios de año. El empresario quiere pagar el suelo completo, Autobuses Neuquén hasta hace un año incorporó más de 100 personas, capacitamos nuestro personal, el sindicato debería tener un poco más de diálogo”, opinó.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here