No todos quisieron sacarse la foto con Fernández

Se esperaba una marcha de repudio que finalmente no se realizó. Comerciantes y vecinos usaron las redes para expresar su malestar.




NEUQUÉN (ED) — El enamoramiento con el presidente Alberto Fernández no fue masivo en Neuquén y mucho menos en Villa La Angostura, donde el aislamiento de la pandemia paralizó la actividad turístico hotelera y gastronómica por casi 80 días. 

Durante la conferencia de prensa que brindó ayer, el mandatario nacional sostuvo que si su gobierno logra el acuerdo de reestructuración de la deuda con los acreedores, “el despegue de la economía va a ser magnífico”. 

Un mensaje que muchos evaluaron como demasiado optimista, más pensado para fuera, que para tierras locales,  donde días atrás se realizó una masiva marcha de autos, bajo la consigna “#AngosturaDiceBasta”, un reclamo que dejó explícito la asfixia de la cuarentena.

Algunos vecinos utilizaron las redes sociales para castigar el despliegue de la comitiva presidencial que acompañó al presidente:  “Mientras a vos te tienen encerrado, sin laburar y sin un mango, ellos la pasan bárbaro. Populismo: privilegios para pocos”, publicaron entre los mensajes.

Si bien se esperaba una marcha de repudio a la visita, el fuerte frío y la idea de no politizar la convocatoria desde la oposición, hizo que no se realizara confirmó un referente.

Más temprano, la presidenta del Pro Mujeres Neuquén, Veronica Lichter utilizó el Twitter para afirmar que ante la numerosa comitiva, entendía “que se daba por finalizada la cuarentena” en la Villa.    

Según informó varios colaboradores del oficialismo nacional comenzaron a llegar a Villa La Angostura el domingo, y señaló que “para ir a hacerte un análisis a San Martín de los Andes no se puede, pero que no aplica para reuniones, asados y juegos de golf que ellos hacen”, cuestionó.

Lichter denunció “que abran el restaurante y se sienten a comer 40 personas, sin ningún tipo de aislamiento uno frente a otros, ocupan 12 cabañas y se bajan sin barbijos. Nos sentimos que nos están tomando el pelo”.

Señaló además que hay “una enorme indignación” de comerciantes y vecinos, y ejemplificó que “no hay aviones, siguen cerrando los principales centros de consumo, esto es una cachetada y hay muchísima gente enojada y un gran malestar”. 

Al evaluar las palabras del presidente reflexionó que “no se ve un repunte económico, hoy el municipio tiene que asistir a 1600 familias en un pueblo de 14 mil personas, porque sino no comen. Y hay muchísimos locales empapelados con el cierre definitivo”.

 “Hoy la fiesta es sólo en El Messidor”, finalizó la representante.



4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here