Advierten una gran crecida en el Limay

Alcanzará los 900 centímetros cúbicos, para potenciar la central de Arroyito.

Crecida Limay Foto Sebastián Puentes ED



NEUQUÉN (ED) — Debido a la necesidad de abastecer a las industrias del país y a pedido de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), la AIC aumentó el caudal del río Limay a tres cuartos de su caudal máximo. Desde el organismo alertaron a vecinos por los riesgos que podría ocasionar.

Con la habilitación de las salidas recreativas y del canotaje dentro de las salidas deportivas en Neuquén, se solicitó especial atención a las zonas de crecidas y mayor profundidad y corriente en el agua. “Es trascendente advertir a todos que la situación sucede y hasta donde se espera que llegue”, manifestó el secretario de Operación y Fiscalizaciones de la AIC, Julio Porrino.

Crecida del Limay / Foto: Sebastián Puentes ED

Porrino explicó en comunicación con LU5 que al inicio de la semana pasada, el río estaba alrededor de los 350 centímetros cúbicos de agua en su caudal y ahora se llegará a los 900, para potenciar la central de Arroyito. Consecuentemente, se observó un crecimiento de 30 centímetros en la profundidad del río a la altura de la ciudad de Neuquén y, en el Paseo de la Costa, “hay que estar más atento porque ese aumento en caudal de punta a punta, podría llegar a ser de un metro y medio”.

Además, el secretario explicó que es probable que la imagen de la crecida sea impactante para algunos vecinos, ya que la última vez que el Limay alcanzó tal caudal fue en septiembre del año pasado, sólo por unos días. En esta ocasión, se mantendrá de acuerdo a las bajas temperaturas en los grandes centros de consumo, como el Gran Buenos Aires, y a la diponibilidad de gas, complicada por el aislamiento social obligatorio.

En este sentido también, Porrino destacó que se ha perdido la lógica de mantener caudales altos en esta época porque “se han dado años pobres hidráulicamente, muy por debajo de la media”, pero que “el funcionamiento habitual de los embalses, en una simplificación, guardan agua durante la primavera para utilizarla en riego durante el verano y generación de energía en el invierno”.

Sin embargo, el referente de la AIC adelantó que los pronósticos para la cuenca del Neuquén indican sequía para todo el período actual, ya que las lluvias serán escasas en invierno y las temperaturas no serán lo suficientemente bajas para acumular cantidades de nieve que, en la primavera, aumenten el agua de deshielo para los ríos Limay y Neuquén.

Crecida del Limay / Foto: Sebastián Puentes ED


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here