Nieto de Ramón Carrillo rechazó críticas a su abuelo

Aseguró hoy que fue "un baldazo de agua fría" enterarse de las acusaciones que hizo una entidad judía al tildarlo de nazi.




BUENOS AIRES (NA) — El secretario de Atención Ciudadana y Gestión Comunal porteño, Facundo Carrillo, aseguró hoy que fue “un baldazo de agua fría” enterarse de las acusaciones que hizo una entidad judía al tildar de nazi a su abuelo, el sanitarista Ramón Carrillo.

“Fue como un baldazo de agua fría. A mi abuelo le hicieron homenajes gobiernos radicales, peronistas, de todos los colores y jamás se habían atrevido a decir semejante cosa”, sostuvo el funcionario.

En diálogo con Radio Rivadavia, el nieto del sanitarista afirmó que los cuestionamientos que hizo el Centro Simón Wiesenthal contra el histórico ministro de Salud de Juan Domingo Perón “angustió mucho” a la familia.

“Tratamos de hablar con este centro para saber cuáles eran las pruebas para decir semejante aberración. La respuesta fue entre dubitativa e irresponsable, porque nos dijeron que se habían basado en una película”, contó.

Finalmente, Facundo Carrillo destacó que estuvo en contacto con la DAIA y le brindó información sobre el vínculo que había tenido su abuelo con la comunidad judía: “Me dijeron que lo iban a defender y que no iban a salir a decir algo que no está comprobado”.

El Centro Simón Wiesenthal había rechazado la posibilidad de que el sanitarista fuera homenajeado en un eventual billete de 5 mil pesos: “Ramón Carrillo también fue un admirador de Hitler: se sacó fotos con él”, había lanzado el director del organismo para América Latina, Ariel Gelblung.



1 COMENTARIO

  1. !!! QUIENES SON LOS DELINCUENTES QUE DENUNCIAN SIN PRUEBAS Y LOS BOLUDOS QUE REPITEN COMO GORILOROS !!!

    Si existe un símbolo indiscutido de la salud pública es el sanitarista Ramón Carrillo.

    La denuncia contra este símbolo de la medicina social y salud como derecho, hecha sin documentos, ni pruebas que la sostengan, resultó funcional a la necesidad de la derecha de esmerilar esa idea de salud pública. Lo quisieron ensuciar antes como “corrupto”, pero Carrillo, que manejó una caja inmensa durante el peronismo, murió pobre en Brasil.

    Carrillo salvó la vida de decenas de miles de argentinos. No solamente merece estar en un billete, sino que tendría que haber plazas y monumentos con su nombre. La denuncia provino de la sede para América Latina del Wiesenthal a cargo del argentino Ariel Gelblung, relacionado en la colectividad judía con el sector de Rubén Beraja, acusado del encubrimiento del atentado contra la AMIA. En ese sector participan el ex ministro Claudio Avruj y el diputado ultramacrista Waldo Wolff.

    El periodista Horacio Lutzky, que investigó el atentado a la AMIA, lo relaciona con el negocio del tráfico de armas que se realizaba desde Argentina. En su libro La explosión, menciona a Gelblung como directivo de la empresa Terminal Portuaria Intefema, “dedicada exclusivamente a facilitar el contrabando de armas”. Este personaje es el que denunció a Carrillo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here