Se duplicó la asistencia social del municipio

El secretario de Desarrollo Social Diego Cayol, confirmó que multiplicó la asistencia alimentaria y a personas en situación de calle durante el aislamiento obligatorio.

Refugio Brochero / Foto: Rogelio González ED



NEUQUÉN (ED) — Durante el aislamiento social preventivo y obligatorio se multiplicó la demanda en refugios para personas en situación de calle y la demanda de asistencia alimentaria en la ciudad de Neuquén. Como consecuencia de la crisis económica que desató la cuarentena, el Estado debió reasignar partidas de otras áreas municipales.

Según expresó esta mañana en comunicación con radio La Red el secretario de Turismo y Desarrollo Social de la municipalidad, Diego Cayol, los motivos por el aumento en la demanda de refugios fueron multicausales, pero observó que la cuarentena exaltó el consumo problemático de sustancias y, por lo tanto, muchas personas terminaron en situación de calle porque la convivencia con familiares se había vuelto más compleja.

También señaló los casos en los que personas alquilaban y, ante la falta de trabajo, no pudieron continuar pagando, así como aquellos que quedaron varados en Neuquén y no pudieron pagar un hotel. Por su parte, el refugio transitorio para varones adultos Padre Cura Brochero debió readecuar su atención a las 24 horas de forma estable y aislada, al máximo de su capacidad.

Respecto a la atención directa alimentaria, Cayol comentó que, previo a la emergencia sanitaria, se abastecían entre 1500 y 2000 familias en la ciudad, pero que en el último tiempo la cantidad de familias se duplicó. Asimismo, explicó que, en una mesa de trabajo, el municipio, provincia y Nación definieron roles y, consecuentemente, la ciudad de Neuquén se avoca a la asistencia de “feriantes, taxistas, artesanos y lo que tenía que ver con las vecinales”.

“Tuve que utilizar partidas de otras áreas para abastecer la cuestión alimentaria, obviamente no estaba calculado”, dijo el secretario, respecto al plan de financiación para este año. La reformulación de partidas aplicó a áreas que son también de asistencia, como programas para jóvenes emprendedores, “porque hasta septiembre no voy a poder hacer actividades”, explicó Cayol.

La asistencia habitual de chapas, colchones y frazadas fue diferida para abastecer de comida a los vecinos y vecinas de Neuquén, aunque la partida de leña y gas no se modificó, por considerarse primordial en temporada previa al invierno.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here