Tras las críticas, Calf no abrirá sus puertas el lunes

Ciapponi afirmó que el pago electrónico no sirve para algunos usuarios y le preocupa la recaudación. Sin embargo, luego de lo sucedido ayer en bancos, priorizaron el aislamiento.

Calf archivo Foto Sebastián Puentes ED



NEUQUÉN (ED) — La Cooperativa Calf anunció que abriría sus puertas el lunes para habilitar dos cajas recaudadoras de atención al público, para que los usuarios puedan abonar sus facturas de consumo eléctrico. Sin embargo, hoy definieron retroceder en la medida y mantener el edificio cerrado, considerando lo sucedido ayer en el pago de jubilaciones y asignaciones.

“El aislamiento es la única acción que realmente ayuda para evitar los contagios masivos y por este motivo es que continuaremos colaborando entre neuquinos, manteniendo la suspensión de atención personalizada en nuestras sedes. Desde el Consejo de Administración se buscarán otras maneras para facilitar los trámites y el pago de los asociados no bancarizados o que habitualmente pagan las facturas con cheques”, justificaron.

Según comentó el presidente de la cooperativa, Carlos Ciapponi, los medios electrónicos sirven para algunos usuarios, pero la gran mayoría de la gente paga por cajas, bancos y redes de cobranza, posibilidades imposibilitadas por el aislamiento obligatorio. No obstante, el problema de la recaudación sigue existiendo.

Por lo pronto, anunció que los servicios de enfermería y sepelios que ofrecen continuarán normalmente. Además, afirmó que “la decisión del gobierno nacional, de no interrumpir el suministro por falta de pago por 180 días, entendemos que es absolutamente lógica. Pero estamos hablando de personas en situaciones de vulnerabilidad, el resto de los asociados debe intentar pagar las facturas”.

El presidente de la cooperativa consideró: “El sistema eléctrico argentino está en una situación de debilidad absoluta porque está rota la cadena de pago, los generadores están por debajo de la curva de rentabilidad y no hay ningún cooperativista ahí, cuando los números no cierren se va a poner complicado. Es un tema del que no podemos estar distraídos, porque la electrodependencia es total. No hay nada que funcione si nosotros no sostenemos el servicio eléctrico”.

Ante el anuncio de apertura de puertas el lunes, ATE lanzó un comunicado de repudio ante la decisión, denunciando que Calf no va a tener menos ingresos, ya que los pagos fueron suspendidos, no cancelados y que, de todas formas, dos cajas abiertas no harán la diferencia económica, pero sí se podrá comparar con el retroceso sanitario vivido ayer en el pago de jubilaciones y asignaciones.

Además, comunicaron: “Es repudiable la manera de ir en contra de los trabajadores de salud que somos los que todos los días enfrentamos esta pandemia que nos atraviesa, al tomar esta medida sentimos que el presidente de Calf y su consejo directivo nos esta insultando y no valorando que no solo le brindamos la mejor atención a los pacientes sino que lo hacemos incluso sabiendo que ponemos nuestra propia salud en juego”.

Ciapponi visualizó la problemática y dio marcha atrás con la medida, pero aún el problema persiste: “Debo ser sincero, la voluntad de pago de los asociados de Calf no se parece a ninguna otra, pero no va a alcanzar. Si no podemos recaudar, ¿cómo les pagamos los sueldos a los empledos?, ¿cómo pagamos a los proveedores?, ¿cómo le pagamos a Cammesa?”



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here