Concesionarios piden auxilio a la AFIP

Las ventas de autos usados cayeron 8,6% en primer trimestre y 24,5% en marzo.




BUENOS AIRES (NA-ED) – Las ventas de autos usados cayeron 8,6% en el primer trimestre del año con relación al mismo mes del 2019, y lo concesionarios sostienen que si bien aún no hay despidos y mantienen más de 30 mil empleos, permanecen “con las persianas bajas”, por lo que piden que la AFIP los auxilie con excepciones en materia tributaria.

Así lo informó la Cámara del Comercio Automotor, al indicar que en marzo se comercializaron apenas 95.006 usados en todo el país, ya que impactó la cuarentena ordenada para hacer frente el coronavirus.

Alberto Príncipe, presidente de la entidad, dijo que “el mercado automotor se encuentra respetando lo que nos ha pedido el Presidente, tratando de preservar lo más posible a la comunidad y a nosotros mismos”.

“Nuestras empresas se encuentran con las cortinas bajas, en iguales condiciones que el resto de los comerciantes, con el agravante de que nosotros estuvimos los últimos años prácticamente sin rentabilidad”, explicó.

Señaló que el sector se están sosteniendo con “los ahorros propios, mantuvimos el volumen pero sin rentabilidad, y ahora la situación se agrava por el lucro cesante y los costos que seguimos teniendo”.

Ante esa situación, elevaron a las autoridades de la AFIP una nota solicitando se establezcan excepciones o postergaciones a las obligaciones corrientes en materia tributaria por impuesto a las ganancias, mínima presunta, IVA y empleadores”, dijo el directivo.

“Nuestro sector genera más empleo que las fábricas y concesionarias de autos 0km”, señaló Príncipe.

Puntualizó que hay inscriptos “en la AFIP 10.000 comercios de autos usados en el país. Si hacemos un cálculo pesimista entre agencias grandes y chicas con un promedio de 3 empleados cada una, podemos decir que nuestro mercado mueve mínimamente 30.000 fuentes de trabajo”.

Sobre el futuro del mercado, dijo que es “difícil imaginar cómo va a reaccionar cuando se vuelva a la normalidad”.

“Si los autos nuevos mantienen las ofertas y el usado seminuevo sigue demandado, seguramente mantendrá su precio. En cambio, si las ofertas desaparecen y el usado es superdemandado y no hay ingreso de mercadería, los precios subirán”, estimó.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here