Más camas para enfrentar la emergencia del coronavirus

Suman 6644 las plazas que permitirán contener a casos leves de COVID-19 en toda la provincia.




NEUQUÉN (ED) – La provincia continúa vigilando de cerca los números de la pandemia del coronavirus que castiga fuerte a otros conglomerados como Chaco y Buenos Aires. Lejos de esos escenarios, se refuerzó la oferta de salud con 6644 camas para atención de casos leves.

Están ubicadas en establecimientos públicos y hoteles de localidades de la provincia. Todas las instalaciones cuentan con los servicios necesarios y adecuados para esta situación, de acuerdo a los estándares establecidos por Salud.

La ciudad de Neuquén cuenta con 943 camas; Zapala con 450 al igual que Rincón de los Sauces; Aluminé con 430; San Martín de los Andes con 368; Villa La Angostura con 250; Cutral Co con 245; Picún Leufú con 235; Huinganco y Las Ovejas con 230 cada una; y Caviahue con 228.

Plaza Huincul posee 226 para atender estos casos leves; El Huecú, 216; San Patricio del Chañar, 200; Añelo, 194; Chos Malal, 192; Plottier, 182; Junín de los Andes, 170; Los Miches, 160; Centenario y Villa El Chocón, 150 cada una; Taquimilán, 137; Las Lajas, 120; Bajada del Agrio, 115; y Villa Pehuenia, 105.

Finalmente, en Las Coloradas hay 80 camas disponibles para el aislamiento; en Mariano Moreno y Piedra del Águila, 30 en cada localidad; en El Cholar, 24; en Andacollo 20 como en Loncopué; en Buta Ranquil 16, al igual que en Senillosa; en Vista Alegre, 12; y en Barrancas y Tricao Malal, 10 en cada localidad.

El viernes el gobernador Omar Gutiérrez decretó una serie de medidas en el marco de la emergenia sanitaria que fue acompañanda por la Legislatura.

Mediante la sanción de la ley 3.230, se autorizó al Poder Ejecutivo a adopte decisiones en materia de poder de policía de sanidad y salubridad para afrontar la pandemia, entre ellas establecer como “camas públicas” a todas las camas del sistema público y privado de salud de la provincia, así como a sus recursos humanos. 

La medida alcanza a obras sociales, medicina prepaga y otros sectores privados no vinculados a la salud, con el objeto de que las camas y los recursos humanos estén a disposición del Estado para su utilización mientras dure la emergencia.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here