Neuquén pide precio sostén de 54 dólares para el petróleo

Se busca amortiguar los efectos de la crisis por el coronavirus. Hay preocupación por las regalías en medio de una recesión que se vuelve a profundizar.

Archivo petroleros en Añelo ED



NEUQUÉN  (NA-ED) — Las provincias de Neuquén y Mendoza pedirán al Gobierno nacional un “precio sostén” de 54 dólares para el barril de petróleo con el objetivo de mantener los niveles de producción y evitar despidos masivos.

El gobernador Omar Gutiérrez y su par mendocino, Rodolfo Suárez, no están preocupados solo por el empleo sectorial sino también por las regalías que sus distritos dejarán de percibir por la caída de la producción, en medio de una recesión que se vuelve a profundizar.

Según un análisis realizado por los gobernadores que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi), las provincias podrían perder este año hasta 30.000 millones de pesos en regalías si la situación no se modifica, según fuentes consultadas por NA.

Hasta aquí las refinadoras (que compran el crudo para procesarlo en nafta y gasoil) y las productoras tienen pactado un valor del barril de entre 47 y 52 (dependiendo de la cuenca), que es el precio promedio de febrero.

Estos contratos vencen a fin de mes y deberán ser renegociados entre petroleras y refinadoras para establecer un nuevo valor para las transacciones de abril, por lo que los gobernadores quieren una respuesta de la Nación antes de ese momento.

Los mandatarios provinciales pretenden un precio sostén de 54 dólares por barril, un valor inimaginable para el Gobierno nacional debido a la enorme restricción fiscal y a que en Estados Unidos y en Londres el WTI y el Brent, respectivamente, hoy no superan los 26 dólares.

Según las empresas petroleras que operan en Vaca Muerta, con valores por debajo de los 45 dólares las inversiones comenzarían a derrumbarse en Vaca Muerta, donde se necesitan desembolsos más grandes por la actividad no convencional, y en otros yacimientos convencionales.

El secretario general de petroleros privados, Guillermo Pereyra, comparte el reclamo de Gutiérrez y Suárez para no volver “a ver la película de la baja de equipos de producción y la pérdida de trabajo”.

El Gobierno nacional prevé un desplome de la recaudación fiscal debido a la cuarentena parcial que rige sobre el país para contener el avance del coronavirus covid-19, por lo que observa como imposible de aplicar subsidios para llevar el precio interno el petróleo a 54 dólares.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here