Preocupación por el agua turbia del Limay

Afirman que es "bacteriológicamente apta para uso doméstico" y causada por las recientes lluvias en la región.




NEUQUÉN (ED) — Ante la turbiedad del agua del río Limay, el EPAS ratificó mediante un comunicado que es “bacteriológicamente apta para uso doméstico” y causada por las recientes lluvias en la región. La zona afectada incluye a todos los barrios al sur de la ruta 22 hacia el río y algunos del centro, aunque los que también son abastecidas por Mari Menuco “se normalizarán más rápido”.

Según indicó, la coloración del agua se debe a la cantidad de materia en suspensión y sólo se debe dejar reposar para que decante por sí sola y no agregarle cloro ni lavandina. “Los controles, los trabajos de filtración y la cloración se intensificaron para llevarle tranquilidad a la población”.

Sobre el tema, también se expresó Natalia Hormazabal, concejal del FIT y aludió al actual secretario de Medio Ambiente y ex concejal Baggio. “Queremos saber cuál es la situación del río hoy, queremos saber cuáles son las medidas que ha tomado el municipio para revertir la contaminación”, declaró.

Por otra parte, el EPAS también dio a conocer que los barrios abastecidos por el Limay pueden experimentar baja presión en el agua debido a que los sedimentos disminuyen la capacidad de potabilización de los sistemas de Río Grande, Ramal Refuerzo y Balsa Las Perlas.

Desde el EPAS advierten que la regularización del servicio podría tardar dos o tres días, aunque no pueden asegurarlo dado que depende de factores externos, como el clima.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here