Alfaro y el final de un ciclo

El entrenador "xeneize" reconoció que se despidió de los futbolistas "porque puede ser mi último partido".




BUENOS AIRES (NA) — Gustavo Alfaro, director técnico de Boca, empezó ayer a despedirse del club de la ribera al afirmar que el partido con Rosario Central marcó “el final de un proceso”.

Lo había dicho antes del comienzo del encuentro disputado en Arroyito y lo reafirmó tras la derrota por 1 a 0: “Es un final de ciclo, porque termina mi contrato, este año terminó”, señaló, dejando una mínima puerta abierta, algo que parece muy difícil.

“Solo tengo palabras de gratitud al mundo Boca, a los hinchas, dirigentes, jugadores y a Nicolás Burdisso”, dijo “Lechuga” en un breve contacto con la prensa.

El entrenador “xeneize” reconoció que se despidió de los futbolistas -“porque puede ser mi último partido”-, a quienes les agradeció “la entrega y el compromiso” mostrados bajo su conducción.

Las palabras de Alfaro se dieron en simultáneo con el escrutinio que se realiza en la Bombonera para determinar quién será el nuevo presidente del club de la ribera.

El entrenador sabe que los candidatos opositores Jorge Amor Ameal y José Beraldi tienen otros nombres en carpeta para calzarse el buzo de DT “xeneize” y que el postulante oficialista, Cristian Gribaudo, tampoco se expresó de manera positiva sobre su continuidad.

En cuanto al balance de su ciclo, recordó que se inició en un momento duro para el club “xeneize”, tras la caída en la final de la Copa Libertadores 2018 frente a River.

“El arranque fue muy complejo, muy difícil. Había que estar en enero y recuperar ese aspecto combativo que tenían los jugadores, con su orgullo dañado. Creo que el equipo se paró y este año hizo una gran Copa Libertadores”, analizó Alfaro.

Finalmente, Alfaro consideró que el caliente clima político interno influyó en las últimas semanas, que “fueron muy complejas”.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here