El deporte milenario que enamora a los neuquinos

Combatir el estrés, mejorar la coordinación y desarrollar es espíritu competitivo, son algunas de las cualidades con las que la arquería convoca a niños, jóvenes y adultos de todas las edades.




NEUQUÉN (ED) – La historia declara que el arco y la flecha acompañan al hombre desde las primeras civilizaciones, existiendo registros egipcios de personas usando el arma hace unos 5000 años, para cazar y defenderse de los persas. Su veta deportiva en tanto, se remonta a torneos históricos como el Ancient Scorton Arrow de Inglaterra, que comenzó en 1.673 y todavía se realiza.

El instructor y profesor de la Escuela de Arquería del Club Pacífico, José Luis Rey, es el que nos comenta que esa relación histórica es uno de los motivos por el cual la actividad tiene tantos adeptos sobre todo en la Patagonia. Ademas de las virtudes que el deporte desarrolla en la salud física, mental y social de los arqueros.

Rey nos explica que en la escuela hay alumnos de ambos sexos de edades que van de los 8 años sin edad límite y que no se necesita mucho para comenzar, solo tomar la decisión.

“Actualmente tenemos un arquero de 78 años que nos acompaña hace mucho y es un placer verlo practicar” comentó el profesor que lleva con orgullo ser uno de los precursores del deporte en Neuquén hace unos 16 años.

Los arqueros que se acercan al club, buscan un deporte que les permita eliminar el estrés, mejorar la coordinación mente-cuerpo, desarrollar su espíritu competitivo o simplemente hacer algo divertirse. Actualmente son 55 alumnos que de dividen en tres turnos para practicar y participar de torneos regionales y nacionales.

La arquería local suma adeptos semanalmente y ostenta se junto con la de Esquel una de las más grandes del país. Solo en Neuquén hay tres clubes, que participan de torneos en las cinco zonas nacionales y en todas sus categorías.

El principal atractivo del deporte, según Rey, es que se trata de una actividad sumamente sensorial porque antes, durante y después de efectuar el tiro, el cuerpo mantiene contacto con varias partes del arco.

“La cuerda en la nariz, en el pecho, la mano abajo de la cara, en la flecha, es una experiencia única que toda persona merece vivir aunque sea una vez en la vida” comentó una de las alumnas.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here