11 años de prisión por matar a su vecino

Fijaron la pena y seguirá detenido con prisión preventiva debido a la existencia de peligro de fuga.

Ciudad Judicial Neuquén Foto Rogelio Gonzalez ED



NEUQUÉN (ED) — Abel Eskers fue encontrado culpable del crimen de Benedicto Oliva a 11 años de prisión, durante la audiencia que se realizó hoy en la ciudad judicial. El hecho ocurrió el 22 de febrero del 2018 en el barrio Gran Neuquén Sur.

La fiscal del caso Eugenia Titanti había solicitado en la audiencia que el monto de la pena a imponer sea de 14 años. El delito por el cual Eskers fue juzgado y declarado responsable es por homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

La teoría del caso por la cual se declaró culpable al imputado fue que el 22 de febrero de 2018, cerca de las 13 en un barrio de la ciudad de Neuquén, Abel Matías Eskers asesinó a Cesar Benedicto Oliva luego de una discusión.

Ese día la víctima se encontraba en su domicilio junto a una mujer cuando el imputado pasó por el lugar, lo insultó y efectuó un disparo con un arma de fuego. La víctima recibió un impacto de bala en la cabeza y quedó tendido en el piso tras lo cual, Eskers se dio a la fuga a bordo de una motocicleta.

Luego de ser trasladado al Hospital Heller y derivado al Castro Rendón, el día siguiente murió como consecuencia del disparo recibido.

Los jueves del caso resolvieron por unanimidad, imponerle a Eskers 11 años de prisión de cumplimiento efectivo. 

El imputado seguirá detenido con prisión preventiva ya que al momento de dictarse su responsabilidad se le había extendido la medida por tres meses más debido a la existencia de riesgo de entorpecimiento de la investigación y peligro de fuga.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here