El comedor y la calle, la otra cara de Neuquén

Aumentó la demanda de asistencia. También se registra un incremento de personas en situación de calle.




NEUQUÉN (ED) — Cada día se suman más personas a un comedor o están en búsqueda de un techo donde vivir. La crisis económica y la imposibilidad de conseguir trabajo, muestra la otra cara de la ciudad. Muchos aclaran que no tienen empleo ni formas de afrontar la situación de otra manera.

Este invierno creció un 30% la demanda de raciones y de espacios en los merenderos. La ciudad de Neuquén cuenta con 98 centros de merienda y alrededor de 5500 beneficiarios.

Desde la subsecretaria de Familia informaron que actualmente se entregan 40 mil raciones de alimentos, un 30% más de lo que ya estaban dando. En cuanto a la cifra de comedores, son 9 los que dependen de Desarrollo Social, y 27 que dependen de organizaciones no gubernamentales.

“Los comedores y los merenderos tienen un programa que maneja la dirección de promoción alimentaria, la cual regula y se establece los menús de los lugares. Esto maneja cuanta es la mercadería que hay que entregar por comedor y que es lo que nutricionalmente corresponde para cada lugar”, explicó la subsecretaria de Familia, Emilse Troncoso.

También la funcionaria agregó que “no solo es por la crisis, que ha aumentado la concurrencia de gente en estos lugares, sino que Neuquén es vista como una de las provincias que crece y tiene fuentes de trabajo. Entonces muchos vienen por ese motivo, y que en su punto de origen no lo tienen”.

El claro ejemplo está en el comedor Caritas Felices. La encargada del lugar, María Salvo, afirmó que en diciembre del año pasado cerró con un total de 180 personas fijan que asistían al comedor. “Y hoy estoy con 200 personas por día que vienen a comer y merendar”.

“Se nota la crisis que hay. También vemos que hay gente que por tres o cuatro años había dejado de venir, y ahora los tenemos devuelta en el comedor. Ahora lo que se ve mucho es que hay gente que viene de paso. Y otros que solo vienen hasta conseguir un trabajo”, sostuvo Salvo.

En cuanto a la situación de las personas que duermen en la vía pública, la subsecretaria de Familia informó que “se interviene en situaciones de calle cuando hay niñas, niños o adolescentes para que tengan un lugar dónde vivir. Los operadores de calle son los que intervienen. Y en casos específicos, se trabaja en conjunto con la defensoría de menores”, expresó.

“Antes venia el padre de familia solo en busca de trabajo para luego traer a la familia. Ahora en muchos casos se complica porque viene la familia entera y entonces la intervención es más compleja. En equipo tratamos de salir a tratar el emergente”, concluyó Troncoso.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here