Boca sufrió mucho y eliminó por penales a Vélez

Será rival de Argentinos Juniors en semifinales. Se impuso por 5 a 4 en la definición por penales, luego de terminar igualados 0 a 0 los noventa minutos reglamentarios.




BUENOS AIRES  (NA) — Boca se clasificó anoche a las semifinales de la Copa de la Superliga tras vencer a Vélez por 5 a 4 en la definición por penales, luego de terminar igualados 0 a 0 los noventa minutos reglamentarios, en los que la pasó bastante mal, pero logró prevalecer gracias a la eficacia en los remates desde los doce pasos, por la revancha de los cuartos de final.

El desarrollo del juego favoreció más al “Fortín”, sobre todo en los minutos finales cuando el “Xeneize” jugaba con diez hombres por la expulsión de Carlos Izquierdoz, a los 35 minutos del complemento, pero no se pudo abrir el marcador, como había ocurrido en el encuentro de ida.

En la definición por penales Boca -como ante Rosario Central en la final de la Supercopa Argentina- volvió a mostrar una absoluta eficacia y convirtió todos los remates que ejecutó: Darío Benedetto, Cristian Pavón, Mauro Zárate, Frank Fabra y Julio Buffarini.

En Vélez marcaron Gastón Giménez, Rodrigo Salinas, Thiago Almada y Leandro Fernández, mientras que Braian Cufré elevó su disparo por encima del travesaño en el segundo disparo del equipo de Liniers.

Con este triunfo Boca jugará en semifinales frente a Argentinos Juniors, el primero de los partidos irá este domingo en La Paternal, mientras que la revancha se jugará en La Bombonera.

El trámite friccionado y por momentos caldeado del cotejo de ida halló la prosecución exacta hoy en la “Bombonera”.

Un dueño de casa que alentado por su parcialidad intentó ahogar a su oponente, tuvo el control casi monopólico del balón y también las mejores situaciones en la primera mitad. .

De no ser por un par de excelentes intervenciones del arquero Hoyos y porque el travesaño, a los 25 minutos, le negó la apertura a Zárate tras la brillante ejecución de un tiro libre, el conjunto de Gustavo Alfaro debió retirarse al descanso con una diferencia a su favor.

A todo esto, el cuadro de Liniers dio siempre la talla pese a que por momentos se vio desbordado por el ímpetu “xeneize”, que empezó a mermar transcurrida la primer media hora de juego.

Una evidente sujeción de Emmanuel Mas a Joaquín Laso en el área que el árbitro Fernando Espinoza no advirtió sobre el final de la primera etapa.

Ese pareció ser el comienzo de una notoria mejoría de la visita que al iniciarse el segundo tiempo empezó a dar evidentes señales de superación ante un rival que ya comenzaba a dar indicios inocultables de fatiga después del gran desgaste realizado en los primeros 45 minutos.

Carente de peso ofensivo debido a que Zárate pareció jugar un partido aparte con sus ex compañeros y porque Tévez paseó sin disimulo su impiadosa decadencia futbolística en el frente del ataque, Boca fue quedando preso de un férreo dispositivo pergeñado por el blondo orientador táctico de la visita, que sin grandes figuras armó un equipo difícil de superar desde lo táctico.

Los últimos minutos del partido vieron a un conjunto de la V azulada mucho más entero, máxime tras la justa expulsión de Izquierdoz, quien derribó a Agustín Bouzat al borde del área cuando este se aprestaba a definir después de una mala salida del dueño de casa.

La agigantada figura de Esteban Andrada, quien ratificó su excelente momento personal, sostuvo el andamiaje del elenco azul y oro en medio de un dominio del “Fortín” que sobre el final se transformó en sostenido.

La serie de penales volvió a favorecer a Boca, que avanzó en este mini certamen y se sacó de encima a un rival muy complicado como Vélez.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here