Tigre le ganó 2 a 0 a un desconocido Racing

El Matador quedó cerca de avanzar a semifinales de la Copa de la Superliga. La revancha se disputará el martes, desde las 19, en el "Cilindro" de Avellaneda. 




El Matador quedó cerca de avanzar a semifinales de la Copa de la Superliga. La revancha se disputará el martes, desde las 19, en el “Cilindro” de Avellaneda. 

BUENOS AIRES (NA) — Lejos de la versión del campeón, Racing perdió anoche 2 a 0 frente al sorprendente Tigre, que quedó cerca de clasificarse a las semifinales de la Copa de la Superliga.

Los goles del “Matador” fueron convertidos por Walter Montillo y Federico González, a los 7 y 43 minutos, del segundo tiempo, respectivamente.

Tigre fue superior a su adversario en ambas etapas y, con una buena efectividad a la hora de definir, aprovechó las pocas chances que tuvo ante un desconocido Racing, que casi no inquietó al arquero Gonzalo Marinelli.

La revancha se disputará el martes, desde las 19, en el “Cilindro” de Avellaneda. 

En la primera parte, Tigre mostró mejores intenciones que Racing, que nunca pudo manejar el balón y perdió el duelo en la mitad de la cancha.

Aun sin ser lo suficientemente profundo, el “Matador” estuvo mucho tiempo en campo rival producto de tener muchos futbolistas con marcada vocación ofensiva como Diego Morales, Montillo, Janson y Federico González.

Es cierto que careció de chances muy claras, a excepción de un gol que le fue anulado a González por una posición adelantada de Janson.

A instancias del línea Yamil Bonfa, el árbitro Andrés Merlos entendió que el diminuto delantero (en claro offside) obstruía la visión del arco Arias cuando pateó Federico. 

Con el 0 a 0 todavía en el resultado, Coudet intentó recuperar el dominio de la mitad de cancha al colocar al inicio del segundo tiempo a Neri Cardozo por un delantero (Cristaldo).

Sin embargo, ese hombre demás en ese sector no le terminó surtiendo efecto y, luego de una mala salida en defensa, Federico González pudo asistir a Montillo para que este la picara ante la salida de Arias.

Con el resultado adverso, Coudet intentó torcer el rumbo y mandó al campo de juego a Lisandro López, que volvía de una lesión, por un defensor. Y luego repitió la fórmula al colocar al colombiano Cassierra por Donatti.

¿La conclusión? Racing siguió sin tener poder ofensivo y, encima, terminó dejando espacios para un Tigre que, de contragolpe, liquidó la historia con un golazo de González, no por la definición en sí, sino por la gran jugada individual de Menossi.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here