Barrancas Central dio la sorpresa en la Copa Argentina

Derrotó a Unión de Santa Fe por 1 a 0, al cabo de un discreto encuentro disputado anoche en el estadio de Arsenal de Sarandí




BUENOS AIRES (NA) — Barracas Central dio una nueva sorpresa en el certamen tras derrotar a Unión de Santa Fe por 1 a 0, al cabo de un discreto encuentro disputado anoche en el estadio de Arsenal de Sarandí, en el marco de los 32avos. de final de la Copa Argentina.

Luciano Romero, a los 13 minutos de la primera etapa, anotó el tanto que le dio la victoria final a “El Guapo”.

Barras Central enfrentará al ganador de la llave que disputarán San Lorenzo de Almagro y Estudiantes de San Luis.

Si bien el equipo recientemente ascendido a la B Nacional no jugó un gran partido, supo sacar provecho de un grosero yerro defensivo del cuadro santafesino para luego defender la ventaja con solvencia ante la total desorientación ofensiva de la formación “rojiblanca” santafesina.

El elenco del veterano entrenador Salvador Daniele (67 años) le jugó de igual a igual a su oponente desde el pitazo inicial del árbitro Ceballos.

Justo es consignar que Barracas se vio netamente favorecido por un error garrafal del experimentado guardavallas Nereo Fernández, quien salió “flojito” a cortar un remate ejecutado con tres dedos de Valenzuela desde la derecha.

 Producto seguramente de algún exceso de confianza, el arquero “Tatengue” pareció sobrar la situación y tras saltar sin demasiada convicción perdió el duelo personal con Romero, quien se elevó con él sin advertirse más que un contacto propio de la jugada entre el goleador y Fernández antes de la conversión del primero con el arco libre, luego que el supuesto damnificado protestara sin demasiada convicción un aparente desplazamiento.

Unión dispuso de más de una hora y cuarto para sobreponerse a esa conquista pero nunca resultó capaz de colocar en serios aprietos al casi inadvertido portero “barraqueño” Elías Gómez.

Un Barracas sólido y que se refugió peligrosamante en su zaga no se animó a buscar el segundo tanto dando por sentado que claramente no era la noche de su hoy desconcertado adversario.

 Intermitente Fragapane y extrañando en demasía al uruguayo Zabala, el cuadro “tatengue” fue apenas un cúmulo de voluntades dispersas ante un “Camionero” consciente de sus limitaciones que se mostró a la altura de las circunstancias, hecho que no hace más que corroborar la legitimidad de su reciente coronación.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here