Por Bértoli, Patronato quedó en Primera

Condenó al descenso a los otros tres equipos que peleaban por la permanencia al imponerse como local por 2 a 1 a Argentinos Juniors.




PARARÁ (NA) — Con mucho sufrimiento, Patronato consiguió mantener la categoría y a la vez condenar al descenso a los otros tres equipos que peleaban por la permanencia al imponerse como local por 2 a 1 a Argentinos Juniors, al cabo de un aceptable encuentro disputado hoy en el estadio “Presbítero Bartolomé Grella”, en el marco de la vigésima quinta y última fecha de la Superliga.

Gabriel Carabajal, a los 19 y 30 minutos de la primera etapa, marcó la diferencia a favor del conjunto de Mario Sciacqua, en tanto, Gabriel Hauche, a los 44 del mismo período, descontó para la formación de La Paternal.

Con los tres puntos obtenidos, Patronato, que dependía de sí mismo en caso de ganar, mandó al descenso a Tigre, San Martín de San Juan y Belgrano de Córdoba, respectivamente, clubes que acompañarán al ya descendido San Martín de Tucumán.

Tras una primera media hora que lo tuvo como claro dominador, el “Patrón” sufrió el partido. La impericia de su rival a la hora de la definición y algunas atajadas providenciales de su legendario arquero Bértoli, lo mantuvieron en la división superior.

Plenamente consciente de la situación coyuntural que lo beneficiaba y tras un irrenunciable ímpetu inicial que lo llevó a conseguir dos goles en media hora, el dueño de casa se mostró decidido desde el pitazo inicial de Rapallini ante un rival que recién transcurrido ese lapso le encontró parcialmente la vuelta al desarrollo.

Un inspirado Carabajal consiguió una conquista de gran factura luego de despedir un remate a colocar desde la izquierda que se incrustó en el ángulo superior zurdo de Lanzillota. Pocos minutos después, el mismo volante cabeceó al gol un centro desde la derecha de Berterame, esta vez contando con cierta complicidad del arquero del “Bicho” en la definición.

El gol de Hauche, tras una hermosa jugada que incluyó varias paredes con Alexis Mac Allister, le asestó un golpe difícil de digerir a los dirigidos por Sciacqua, quienes a partir de ese momento comenzaron a hacer tiempo, siendo los adiestrados alcanzapelotas de la institución aliados incondicionales de la resistencia del elenco mesopotámico.

El complemento resultó casi como un suplicio para el anfitrión ya que solo se dedicó a defender cerca de su área sin ni siquiera ensayar alguna contra que le posibilitara definir el cotejo.

Al tomar conocimiento de las victorias de sus rivales directos en la lucha por los promedios, Patronato en la segunda etapa resultó preso de sus nervios aunque disfrutó de la inestimable colaboración de su irresoluto oponente, que no contó con la eficacia suficiente como para concretar su predominio de la etapa final.

Asimismo una clara omisión del árbitro Rapallini tras una clara mano de Quintana casi llegando a la media hora no sancionada debidamente, le permitió a conjunto capitalino continuar a tiro de la paridad.

En la que se constituyó en la última atajada de su carrera, Sebastián Bértoli no pudo haber encontrado una mejor manera de revalidar su título de ídolo de la institución entrerriana al tapar a los 32 minutos un remate a quemarropa de Sandoval con una volada consagratoria, impropia de un hombre de 41 años.

Digno final para una carrera que se inició en los humildes torneos regionales y que le brindó a Patronato la posibilidad de seguir un año más en la división superior después de una primera rueda que lo mostró vacilante y sin norte futbolístico.




DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here