El dólar finalizó la semana con tendencia negativa

La moneda norteamericana cedió el viernes a $36,38 para la venta y acumuló en la semana una baja de 22 centavos.




BUENOS AIRES (NA) — El dólar finalizó la semana con tendencia negativa por “la combinación de una mayor oferta con una menor demanda de dólares”, lo cual se dio “como resultado del creciente atractivo que muestran las inversiones en pesos”, estimó hoy un informe privado que evaluó como “positivos” los resultados del primer mes de implementación del nuevo esquema monetario.

La moneda norteamericana cedió el viernes a $36,38 para la venta y acumuló en la semana una baja de 22 centavos.

En ese escenario, un análisis realizado por el Banco Ciudad sostuvo que “la combinación de una mayor oferta con una menor demanda de dólares por el lado de la cuenta capital, como resultado del creciente atractivo que muestran las inversiones en pesos” impulsaron la baja del “billete verde”.

“A los elevados rendimientos en moneda local se agrega el giro que verificaron las expectativas de devaluación”, sostuvo.

Destacó que muestra de ello son los resultados del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central ya que “reflejaron un descenso en la expectativa para el tipo de cambio para diciembre, la cual pasó de $43 a $39,3 por dólar”.

Así, consideró: “En el primer mes de implementación del nuevo esquema monetario y cambiario los resultados han sido positivos”.

Además, cuestionó: “¿Qué podría ocurrir si el tipo de cambio perfora el límite de la ´zona de no intervención´? En ese caso, el Banco Central tendría la opción (pero no la obligación) de intervenir en el mercado a través de subastas diarias de hasta USD 150 millones, comprando divisas para reforzar las reservas internacionales”.

“Asimismo, según figura en el texto del acuerdo con el FMI, la autoridad monetaria no podría esterilizar las inyecciones de pesos derivadas de dichas compras de dólares, por lo que las intervenciones en el mercado de cambios resultarían en una expansión de la Base Monetaria, que pasaría a crecer de forma más acelerada con relación a los objetivos mensuales anunciados”, señaló.

En ese sentido, remarcó que “tendería a inducir un descenso en las tasas de interés, relajando en alguna medida el actual sesgo contractivo de la política monetaria”.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here