Multitudinaria convocatoria de Tonucci en jornadas impulsadas por el gobierno neuquino

El gobernador Omar Gutiérrez y el pedagogo y dibujante italiano firmaron hoy el convenio de adhesión de la provincia a la Red Latinoamericana “La Ciudad de las Niñas y los Niños”, en el marco del encuentro “Niñas y Niños construyen ciudadanía”.




El gobernador Omar Gutiérrez asistió hoy a la jornada “Niñas y Niños construyen ciudadanía”, durante la cual el ministerio de Ciudadanía de la provincia y el pedagogo y dibujante italiano Francesco Tonucci convocaron a más de 2.400 asistentes. En su mayoría, los participantes fueron docentes de distintos niveles y modalidades provenientes de siete provincias y más de 50 localidades argentinas.

El encuentro se desarrolló en el Espacio Duam, con la presencia del gobernador y el ministro de Ciudadanía, Gustavo Alcaraz. El mandatario aprovechó la ocasión para firmar la carta de adhesión de la provincia al proyecto internacional “La ciudad de la Niñas y los Niños”, impulsado por Tonucci, en virtud del cual se firmó también el decreto 1752/18, que incluyó a Neuquén en la red latinoamericana de “La ciudad de las Niñas y los Niños”.
El gobernador Omar Gutiérrez asistió hoy a la jornada “Niñas y Niños construyen ciudadanía”.

El proyecto en cuestión fue desarrollado por el Instituto di Scienze e Tecnologie della Cognizione y será implementado en la provincia a través de la subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Adultos Mayores, a cargo de Miriam Díaz.

El ministro Alcaraz explicó que la adhesión a esta red latinoamericana implica pensar un plan educativo y político que considere a las ciudades como espacios aptos para el bienestar de los niños, diseñando medidas que propicien el juego en la niñez y la socialización, la recuperación histórica de los barrios y un nuevo vínculo intergeneracional entre personas adultas, niños y niñas. Ello incluye la participación activa de los niños, para que puedan tomar la palabra y exponer sus necesidades y deseos.

Al presentar su disertación, titulada “El proyecto La ciudad de los niños y niñas, una nueva filosofía de gobierno de la ciudad”, Tonucci destacó la importancia de que las ciudades le permitan a los niños desarrollar su autonomía, dándole espacio y herramientas para que puedan enfrentar y sortear eficazmente los riesgos.

Evaluó que, ante la falta de ese espacio, en las ciudades modernas “los niños se enfrentan a algo que nuestra generación no se enfrentó: la soledad. La soledad en sus casas, porque no tienen hermanos, ni tampoco pueden salir fuera de casa a buscar amigos. El riesgo se aprende a evitar solo, o con amigos. No con los padres, porque en ese caso ellos son los que asumen ese papel, los que lo evitan”.

La autonomía de los niños actuaría, entonces, como parámetro de la habitabilidad de las ciudades para todos los ciudadanos. Y, por ende, profundiza el ejercicio de un derecho esencial de repercusiones individuales y sociales.

Para el pedagogo, para ello es esencial aprender a escuchar la opinión de las niñas y los niños y diferenciarla de aquella que está influida por la opinión de los adultos. Recordó que la Convención Internacional de los Derechos del Niño y de la Niña, con rango constitucional “establecido voluntariamente por los países que la suscriben, porque algunos países no la suscribieron”, establece en su artículo 12° que “la opinión de los niños debe ser escuchada en todas las decisiones que los afecten. A los niños les prometemos que no tomaremos una decisión que los afecte sin consultarlos. Es una posibilidad que ni siquiera los adultos tenemos en nuestro sistema político, ya que nuestra consulta son las elecciones”.

“Sin embargo -continuó- las escuelas toman a diario decisiones que afectan a los niños sin consultarlos. Estamos lejos de asegurar formas de participación, consejos de niños para permitirles expresar lo que piensan y sienten”.

Es por ello que llamó, como manda el texto de la Convención, a que los Estados partes la hagan conocer tal como lo establece su artículo 42°, “y que comprendan que es una norma vinculante, y que los niños también conozcan los derechos que les otorga esta convención para reivindicarla y para obligarnos a respetarla”.

Acerca del proyecto

Previamente, la investigadora en Educación peruana y representante de la red latinoamericana del proyecto “La ciudad de las niñas y los niños” Lorena Morachimo explicó que el proyecto de “La ciudad de los niños” nació en Fano, Italia, en mayo de 1991, e hizo un recorrido por la historia del proyecto y su ampliación e implementación en otras ciudades del mundo.

En 1996, el Instituto de Ciencias y Tecnologías Cognitivas creó un grupo de investigación para apoyar y coordinar las ciudades que se adhieren al proyecto internacional, conformando así el Laboratorio Internacional “La ciudad de los niños”.

Actualmente la red está compuesta por más de 100 ciudades en diferentes países de Europa y América Latina: Italia, España, Argentina, Uruguay, Colombia, Perú, Chile y Líbano. Las ciudades de la red están coordinadas por el Laboratorio Internacional.

En cuanto a la red latinoamericana “La Ciudad de los niños”, surgió en Santa Fe, -provincia de Santa Fe- en 2009 con un laboratorio del proyecto “La citta de bambini”. Dicho laboratorio promueve y coordina la Red Latinoamericana abierta a las ciudades de la provincia de Santa Fe, a las ciudades argentinas, y a las ciudades de los Estados de América Central y Sudamérica. Son más de 70 las ciudades que se han sumado al proyecto internacional a través de esta red latinoamericana.

Mediante el decreto 1705/18, el gobernador Omar Gutiérrez declaró de interés cultural y educativo a la jornada, y declaró a Francesco Tonucci, huésped de honor de la provincia.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here